Control de chinches

Tratamiento eficaz contra las chinches

Las chinches de cama (Cimex lectularius) son una plaga altamente complicada de eliminar. Como su propio nombre indica, su aparición se da en las camas, tanto en las de hoteles y hostales como en la tuya propia. Estos insectos no se limitan únicamente a estar presentes en el lugar donde dormimos, sino que también pican, por lo que se convierten en una plaga muy molesta y el control de chinches es definitivamente una tarea obligatoria en cuanto aparecen en el hogar.

Como te hemos comentado siempre en ROCA Defisan, la mejor opción para acabar con los molestos insectos es contar con un equipo de profesionales y evitar en la medida de lo posible los tratamientos caseros o de venta en grandes superficies. En el caso del control de chinches, acabar con ellas de manera definitiva únicamente es posible con un tratamiento completo de desinsectación, por lo que contar con la ayuda de un equipo experto en el control de plagas es necesario si quieres olvidarte de ellas definitivamente.

Estos insectos tienen forma ovalada y poseen un tamaño reducido (5 mm) pero visible a nuestros ojos. Su color es marrón rojizo y su ciclo de vida se divide en tres: huevo, ninfa y adulto, tardando aproximadamente 7 o 10 semanas en pasar de su fase huevo a la de adulto. Las hembras, en condiciones favorables, ponen de 4 a 5 huevos al día durante toda su vida (1 año aproximadamente). En relación a sus picaduras, las chinches en tamaño adulto pueden chupar hasta 7 veces su peso en sangre en un transcurso de 10 minutos. Además, las hembras ponen huevos hasta que vuelven a tener hambre.

Las chinches actúan durante la noche, mientras que durante el día permanecen escondidas y se refugian en diferentes zonas como pliegues del colchón, costuras, alfombras, cortinas y más.

Señales de que tienes un problema de chinches

Las principales señales de que tienes un problema de chinches son las picaduras, ronchas e irritaciones en la piel. La picadura comenzará con un molesto picor y enrojecimiento de la zona, seguido de la aparición de ronchas. La dificultad de detectar su presencia es que en ocasiones se pueden confundir sus picaduras con las de mosquitos, motivo por el que es necesario dejar su detección en mano de expertos. También es importante prestar atención a manchas oscuras en el colchón y en zonas cercanas, un desagradable olor dulce y ver si hay insectos vivos o muertos en el lugar.

Si quieres contar con la ayuda de expertos no dudes en ponerte en contacto con nuestra Empresa de fumigación y control de plagas. Te ofrecemos un servicio seguro, eficaz y profesional.