Pulgas

Exterminación de pulgas en casa u oficina, signos de infestación y tratamiento

Las pulgas tienen un cuerpo duro y muy resistente cubierto de espinas bien desarrolladas. Su forma es aplastada lateralmente y cuenta con patas saltadoras que le permiten realizar saltos de hasta 200 veces su tamaño. En su forma adulta alcanza un tamaño de 2 a 3 milímetros, tiene un color de rojizo a marrón claro y el número de huevos que pueden depositar las hembras es de varios centenares, en grupos de 4-8. Este insecto dispone de piezas bucales adaptadas para picar y absorber.

En su etapa de larva se alimentan de materia orgánica y sangre parcialmente excretada por los adultos, mientras que en su forma adulta prefieren alimentarse de la sangre de las especies a las que están adaptadas. Es interesante saber que, aunque se asocia principalmente a los animales, todas las pulgas pueden picar al hombre. al mismo tiempo, este insecto en su forma adulta puede vivir varias semanas sin alimento. Su hábitat son locales vacíos donde haya habido previamente animales domésticos, nidos de pájaros o cama de animales; así como lugares con animales domésticos o donde entren gatos. Su actividad se desarrolla tanto durante el día como por la noche.

Pulgas en casa - ROCA Defisan

By Olha Schedrina / The Natural History Museum [CC BY 4.0 ], via Wikimedia Commons

Signos de infestación de pulgas

Existen una serie de signos que evidencian la infestación de pulgas, como por ejemplo las picaduras. Ya sea por pulgas en casa, en el trabajo o en algún lugar que hayamos visitado, las picaduras de pulga son visibles normalmente alrededor de tobillos, cintura o muñecas. Las marcas de sus picaduras pueden tardar varias horas e incluso días en desaparecer.

Si tienes seres vivos en casa es importante controlar los productos correspondientes para mantener a raya las plagas que más les afectan, entre las que se encuentras las pulgas. Esta plaga puede verse en camas de animales, nidos de pájaros, alfombras… Las podemos encontrar tanto en su forma adulta como en su fase de larva, ya que en ésta última se alimentan de materia orgánica y sangre parcialmente digerida excretada por pulgas adultas.

Métodos para el control de pulgas

Las pulgas se pueden controlar a través de insecticidas líquidos, gales de contacto, gases fumigantes y calor. Para aplicar el tratamiento más adecuado es necesario tener en cuenta las siguientes cuestiones la biología de la especie plaga, una gran ayuda para controlar una infestación.

Nuestros expertos en control de plagas buscan todos los posibles indicios que podrían reflejar actividad, inspeccionan y tratan todos los posibles refugios. Por ejemplo, las pulgas pueden encontrarse a menudo bajo los bordes de alfombras o procedentes de un ático o buhardilla infestados por aves, así como sótanos donde acceden gatos, garajes… Únicamente un profesional será capaz de detectar los puntos más importantes a tratar.

Una vez se realiza la exterminación de pulgas será necesario concretar visitas de seguimiento a los 7 – 10 días de realizar el tratamiento inicial, y como mínimo se deberá hacer dos aplicaciones más (total de 3 aplicaciones mínimo) para garantizar su eliminación total. Entre los métodos para acabar con las pulgas encontramos los insecticidas líquidos, que deben aplicarse cubriendo bien suelos y paredes hasta 1 metro de altura (siempre que sea posible) y se recomienda realizar inspecciones en el momento de mayor actividad, que es por la noche. Es de vital importancia evitar realizar cualquier tipo de tratamiento sobre animales, en caso necesario se recomendará llevar a sus mascotas a un veterinario profesional.

¿Necesitas ayuda profesional para mantener tus plagas bajo control? Ponte en contacto con nuestra empresa de fumigación y control de plagas.

Solicítanos más información o presupuesto sin compromiso

CONTACTAR